La leyenda del Barón de Benifayó

Aunque en este blog hemos hablado sobre la Casa Rusa y hemos mencionado al Barón de Benifayó, es muy poco lo que sabemos acerca de este mítico edificio o su antiguo propietario. Existen muchas leyendas en la zona al respecto, así que hoy voy a contaros algunas de las más interesantes.

El verdadero nombre de nuestro conde era Julio Falcó Dada y pertenecía nada menos que a la familia real de Saboya, siendo el primo de Amadeo I, quien tuvo un reinado muy corto en España. El barón, que era bien conocido por sus escarceos amorosos, decidió construir una residencia vacacional en San Pedro del Pinatar, a la orilla del Mar Menor, dónde solía celebrar fiestas para sus amistades de alta alcurnia.

Se dice que en una de estas fiestas, uno de los invitados tuvo la osadía, probablemente alentado por el vino, de criticar a la esposa de Amadeo I en público. El barón salió rápidamente en defensa de su primo y la discusión llegó a las manos rápidamente. Durante la refriega, Julio Falcó Dada mató a su invitado y por ello fue recluido en la Isla del Barón, en el Mar Menor, dónde pasó el resto de sus días.

islas-lamanga-mapa
Fuente: Google Imágenes
isla-del-baron-mar-menor-aerea
Fuente: Google Imágenes

Pero existe una versión alternativa a esta historia y también está ambientada en una fiesta, aunque las circunstancias son diferentes. La leyenda cuenta que nuestro barón conoció en uno de sus guateques a una princesa rusa de gran belleza de la que se enamoró perdidamente. Habló entonces con el padre de la joven para concertar el matrimonio, aunque ella no le correspondía. Viéndose obligada a convivir con un hombre al que no amaba, la princesa trató de escapar de la residencia sin ser vista, pero el barón la descubrió, la persiguió y, en un arrebato de rabia, la mató.

Desde entonces, muchos pescadores dicen haber visto el espíritu de la princesa rusa, que quedó atrapado en el Mar Menor. Y también son muchos quienes aseguran que el fantasma del barón aún camina por su antigua casa, deambulando por la torre.

Aunque estas son leyendas locales y no podemos creerlas a pies juntillas, sí que coinciden en el carácter violento del Barón de Benifayó y, además, explican por qué esta residencia se conoce como la Casa Rusa o la Casa de la Rusa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s