¿Cómo aprender más sobre Historia de manera divertida?

En una entrada anterior hablábamos sobre lo difícil que puede llegar a ser interesarse por la Historia debido a las malas prácticas de los propios historiadores. Hoy vamos a intentar acercarnos a esta disciplina de forma mucho más divertida. ¿Estáis preparados?

Existen multitud de opciones para aprender sobre Historia de una forma lúdica, aunque siempre debemos tener en mente que no todo lo que vemos es necesariamente cierto. Cuando se busca distraer a la audiencia a veces se tiende a dejar un poco de lado el rigor y tomarse ciertas “licencias artísticas”, así que mejor andarse con ojo y contrastar lo aprendido en libros o páginas especializadas.

Los libros no tienen por qué ser aburridos volúmenes con larguísimas listas de datos. Para aquellos a los que os guste leer, existen algunas novelas históricas muy bien documentadas y tremendamente entretenidas con las que podréis acompañar a ciertos personajes en momentos clave de su historia personal o acudir a eventos significativos. Algunas de mis recomendaciones personales son:

  • Ciudad de Ladrones (David Benioff). Nos cuenta la historia de dos hombres rusos, uno de ellos soldado y el otro civil, que se ven envueltos en una peligrosa aventura en San Petersburgo durante la Segunda Guerra Mundial. Curiosamente, el autor es uno de los productores de la famosa serie Juego de Tronos y ha sido el guionista de algunas películas conocidas como Troya o X-Men Origins: Wolverine.
  • El Ocho (Katherine Neville). Esta historia se desarrolla en dos épocas, la actualidad y la Revolución Francesa, implicando a personajes como Napoleón Bonaparte o Jean-Paul Marat.
  • Guárdate de los Idus (Lola Gándara). Dos hermanos se ven implicados en una trama política en el corazón del Imperio Romano tras el asesinato de Julio César.
  • Sin Novedad en el Frente (Erich María Remarque). Narra las aventuras de un grupo de jóvenes que, durante la Primera Guerra Mundial, se ven arrastrados por la propaganda nacionalista y terminan uniéndose al ejército, adentrándose en la brutalidad de este conflicto.
  • El Código Da Vinci (Dan Brown). Junto con sus otras novelas sobre el profesor Robert Landon, Ángeles y Demonios, El Símbolo Perdido e Inferno, nos adentra en la historia de muchos personajes reales y nos aporta datos sobre el arte y la arquitectura de las ciudades en que ambienta sus novelas, como Roma, Florencia o París, aunque es mejor evitar creer sus teorías de la conspiración. Cabe destacar que estas no son novelas históricas al uso, pese a contener mucha información realmente interesante.

Con estos títulos creo que podéis haceros una idea de por dónde empezar si queréis aficionaros a la novela histórica. Además, la popular saga de novelas Canción de Hielo y Fuego, cuenta con muchos eventos históricos llevados a la fantasía medieval, como por ejemplo la famosa Batalla del Aguasnegras. ¿Sabríais decirme en qué suceso real está inspirada?

Tampoco podemos olvidar las obras de teatro que, aunque suelen tratar sobre historias cotidianas, pueden aportar datos muy interesantes sobre el día a día en una época concreta. En este género tenemos grandes autores como Buero Vallejo y obras como En la Ardiente Oscuridad o Historia de una Escalera, que guardan un cierto cariz crítico con la realidad del autor a través de sus situaciones y personajes. En esta misma línea podemos tomar como referencia también La Casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca.

Una mención especial merece la poesía, con autores tan importantes y comprometidos con su tiempo como Miguel Hernández y su obra El hombre acecha sobre la Guerra Civil Española. Este autor, por cierto, es de origen murciano.

El cine también puede convertirse en una gran herramienta para despertar el interés histórico en todos nosotros. Son muchas las películas clásicas que han marcado un hito en la gran pantalla y que, además, están inspiradas en sucesos históricos, por no mencionar algunas producciones más recientes de gran calidad. Vamos a mencionar algunas de mis favoritas:

  • Espartaco (Stanley Kubrick). Esta película nos cuenta la historia del famoso esclavo tracio Espartaco, que lideró la Rebelión de los Esclavos que hizo tambalearse los cimientos de la República
  • Robin Hood (Ridley Scott). Aunque la cinta gire en torno a una historia popular de Reino Unido y se tome ciertas atribuciones a la hora de contarla, puede ayudarnos a comprender el panorama político de la Inglaterra del siglo XII, con la muerte de Ricardo Corazón de León y la subida al trono de su hermano pequeño, conocido como Juan Sin Tierra.
  • Gladiator (Ridley Scott). La historia de un general romano que termina convirtiéndose en gladiador de la mano de personajes históricos como el emperador Marco Aurelio y su díscolo hijo Cómodo. Esta obra también puede ayudarnos a comprender la sociedad romana en un momento muy delicado del Imperio y la personalidad de dos emperadores memorables, uno por sus virtudes y el otro por sus defectos.
  • Sin Novedad en el Frente (Lewis Milestone). Sí, ya había mencionado antes la obra original, pero esta adaptación al cine merece la pena de aquellos a los que no os guste demasiado leer.
  • El Gran Dictador (Charles Chaplin). La comedia también tiene cabida en la Historia, aunque siempre de la mano de un gran comediante y un crítico empedernido como Chaplin. Esta parodia de Adolf Hitler no os dejará indiferentes y os ayudará a comprender una época muy convulsa en Alemania. Si os gusta podríais interesaros también por Tiempos Modernos, que trata sobre la Revolución Industrial y los cambios tan bruscos que supuso para los trabajadores.

Pese a que aquí he mencionado solo unas cuantas obras, existen muchas otras más que podrían interesaros, como La Lista de Schindler, Bravehart, Trescientos o, para los que sean muy valientes, El Acorazado Potemkin.

Y, al igual que el cine nos acerca la historia, las series nos la traen directamente a casa. Estas son algunas de mis recomendaciones:

  • Spartacus (Starz). Esta serie se ha ganado una fama bastante oscura por sus escenas de sexo y violencia explícita, pero nos muestra muchas facetas cotidianas del mundo romano que tal vez desconocíamos, así como las motivaciones que dieron lugar a la Rebelión de los Esclavos.
  • Vikings (The History Channel). Si uno desea acercarse al mundo de los vikingos para comprender quiénes eran, qué hacían y cómo lo hacían, esta puede ser una serie muy interesante.
  • Isabel (TVE). Los Reyes Católicos son unos de los mitos más importantes de la Historia de España y en esta serie es posible conocerlos en mayor profundidad y seguir sus tramas políticas, de la misma manera que su secuela: Carlos, Rey-Emperador.

También el mundo de la canción, aunque parezca mentira, puede motivarnos para aprender más sobre la Historia. Aquí cabe destacar al grupo Tierra Santa, con temas como El Cid. E incluso podemos extender esto a uno de los grandes géneros del teatro, los musicales, entre los que destaca Los Miserables, que está ambientado en la Revolución Francesa.

Pero los grandes conocidos de nuestra época, la de las TIC, y aquellos que más pueden implicarnos en las historias que nos cuentan son, nada más y nada menos, que los videojuegos. Son muchos los detractores de este medio o quienes opinan que son útiles como un mero canal de divertimento pero, si hemos demostrado que otras actividades lúdicas pueden ser también educativas, ¿por qué no esto? Los videojuegos implican al usuario de una forma muy especial, porque pasa de ser un mero espectador a encarnar a un personaje y tomar decisiones. Por eso los considero una herramienta tan completa a la hora de interesar a los más jóvenes, especialmente niños y adolescentes, a la Historia.

Aquí os dejo una lista de algunos títulos relacionados con la Historia que podrían interesaros:

  • Assassin’s Creed (Ubisoft). No podía faltar en nuestra lista. Gracias a las historias que vivimos a través del Ánimus nos podemos adentrar en la Siria de la Tercera Cruzada de la mano de Altaïr, coincidiendo con personajes como Ricardo Corazón de León, en la Italia renacentista acompañando al carismático Ezio Auditore y entrando en contacto con personajes como Leonardo Da Vinci o Rodrigo Borgia, e incluso en los Estados Unidos durante la Guerra de Secesión, desde el punto de vista del nativo Connor, participando en eventos tan importantes como El Motín del Té o la firma de la Declaración de Independencia. Lo mejor de esta saga es, sin duda, la reproducción tan maravillosa de escenarios y monumentos históricos, permitiendo al jugador pasear por Damasco, Florencia, Venecia o Boston y el sistema de notas que se desbloquean cada vez que conocemos a un personaje importante, encontramos un lugar histórico o vivimos un evento de gran calado, dando detalles y explicaciones muy ilustrativas.
  • Age of Empires (Microsoft Game Studios). Un clásico de los juegos de estrategia bélicos que nos transporta a diversas épocas y países para vivir sus conflictos armados más importantes. ¿Quién no ha aprobado un examen de Historia tras jugar una de sus campañas?
  • Panzers (FX). Otro clásico de los juegos de estrategia aunque, en esta ocasión, ambientado en la Segunda Guerra Mundial.
  • Rome: Total War (Activision). Otro ejemplo de los juegos de estrategia, esta vez basado en el Imperio Romano.

Con todo esto espero haberos dado buenas ideas para que os acerquéis un poco más a la Historia y os intereséis por algunos de sus eventos más importantes, disfrutando siempre de una buena ración de diversión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s